Decir no



¿Te vienes a dar una vuelta?
¿Te vienes de vacaciones?
¿Te vienes a un concierto?
¿Te vienes a .... este fin de semana?
¿Te vienes a una fiesta a casa de ...?
¿Te vienes a dar una barbacoa?
¿Te vienes a la piscina?
¿Te vienes a tomar un cafe?

Y la respuesta es siempre NO. En concreto no puedo. Al principio cuesta acostumbrarse, tu familia y tus amigos no lo endienten, incluso a veces tu tampoco. Solo quien ha opositado lo entiende, es un encierro voluntario y sin fecha de término para luchar por un sueño, pero implica muchos sacrificios. Es cierto que a veces puede servir como excusa para escaquearte de cosas a las que no te apetece ir, pero son las menos ocasiones. Este verano de nuevo me toca decir NO a las vacaciones porque convocan en septiembre pero se que es por una buena causa y que aún así sacaré mis ratitos de ocio para hacer que todo  merezca la pena.

Frase del día:
Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no decir nunca lo contrario de lo que se piensa.  

3 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Creo que una de las peores cosas que tiene la oposición es aprender a decir NO, de hecho, hoy día le sigue costando tanto a familiares y/o amigos como a mi misma.

    ¡¡Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  2. Cuesta,pero te medio acostumbras por temporadas.Es decir,unas veces se lleva mejor y otras peor.
    Ánimo!!

    ResponderEliminar
  3. Eso es algo que me costaba mucho cuando opositaba y me sentía la mala de la película

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios y sugerencias.
Los leo todos y contesto lo antes posible.